viernes, 31 de agosto de 2018

Después.

Han sido demasiadas las personas que me han preguntado a quién va dirigido el 'hate ' en Instagram, Twitter o en el blog.

La verdad es que no puedo creer que asuman que todo lo que dice una persona es para atacar a alguien, neta, ¿cómo vergas viven?

Son contadas las veces en las que ese odio no es para mí.

Es lo normal, me odio, escribo sobre mí, me ayuda a entender más lo horrible de las cosas.

Pero en serio, dejen de pensar así, me hacen creer que se la pasan buscando víctimas.

Pero nada lejos de la realidad, es lo que he dicho desde hace mucho tiempo, desgraciadamente las personas de las que me rodeé durante años, eran personas que vivían alejadas de la autocrítica, son lo que esperan que te ofendas cuando dicen una pendejada y se enojan porque no te enojas.

Yo no, yo me odio un chingo.

lunes, 23 de julio de 2018

Para mí.

El día de hoy todo volvió a la normalidad, el vacío regresó.

Les soy honesto, hace dos semanas me puse a pensar en el tiempo que había pasado siendo otra persona, un pensamiento breve, el hecho de tener eso en mente (por más breve que sea) me preocupa, siento que es como "llamar" al malestar. Hoy revisé mis apuntes (sí, llevo un registro) y en lo que va del año no había pasado tanto tiempo siendo otra persona. Rompí mi récord, no sé cómo ocurrió, sólo fue así y ya.

Estaba tan bien que me olvidé de muchas cosas que me estaban agobiando, ahora por arte de magia todas esas cosas están de regreso.

¿Saben qué es horrible? El hecho de venir a escribir motivado por el malestar.

En realidad dejé unos borradores que pensaba mostrar, pero se jodió mi computadora por un tiempo y ahora pasó esto, entonces ya será después.

Estuve alejado un tiempo de cierta actividad, no sirvió para despejar mi mente, no tanto como esperaba. Eso sí, el consumo de alcohol se incrementó e increíblemente no empeoró las cosas. Al contrario, todo fue bonito mientras duró.

Hace días pensé en qué tan cerca podría estar del alcoholismo, y qué pendejo, pensé mal, estoy muy lejos de eso. Pero sí algún día llegara a caer en eso, agradecería me lo recalcaran.

Al aislamiento lo he tenido muy presente, casi a diario, no hace mucho se me ocurrió que había llegado a una conclusión y qué tal vez ya podría dejarlo, pero no fue así, estoy muy lejos de tener una conclusión. Realmente lo necesité, no fue un capricho, fue necesario y es algo que aún se requiere, no sé hasta cuándo mi mente pueda tolerar tanto.

No sé qué tanto tiempo más se va a prolongar, pero seguro que no es poco.

He estado escuchando mucha música "satánica", no sé si estoy entrando en una transición musical otra vez, se me hace raro, ya que creo sólo he tenido dos y la segunda fue realmente larga. No sé, a lo mejor es sólo un escape rápido, desconozco si entraré de lleno. Tengo mis dudas.

He estado escuchando.

He estado pensando.

He estado olvidando.

Una vez más terminé escribiendo algo completamente distinto a lo que tenía en mente.

Todo es una mierda, todo siempre es la misma mierda, todo.

martes, 5 de junio de 2018

El túnel.

El panorama era desconocido y nunca había sido tan notable, durante años siempre fue lo mismo, era parte de mi forma de ser, cerrado. Hasta la fecha lo soy, pero no con la misma magnitud. 

Me he tomado la molestia de hacer cosas que en años anteriores jamás hubiera hecho.

Empecé a permitir cambios en mis relaciones, cosa rara, pero noté que así las cosas mejoraban de alguna manera. Durante un tiempo sentí que la mente ya no era tan exigente, quiero creer que fue cuando me empecé a rodear de personas distintas.

Y si no fue así, entonces no sabría decir.

Al final todo se fue a la mierda, me di cuenta de que las personas que pensé "me entendían", en realidad no entendían ni un carajo.

Es por eso que no quiero que me entiendan, no quiero nada.

La verdad es que nada mejora, simplemente deja de ser tan malo.