sábado, 31 de diciembre de 2016

Onceava dimensión.

Un año más.

No les voy a mentir, pasé todo el mes tratando de escribir este post y al final del día siempre terminaba con un "meh, lo termino después, aún falta mucho".

Se va el año, muy rápido, por cierto. ¿Disfruté diciembre? Claro, sigue siendo mi mes favorito, pero odio la rapidez del tiempo.

Creo que ha sido el año más "equis" que he tenido, ocurrieron infinidad de cosas, pero ninguna que me haya marcado tanto. PERO, eso empezó a cambiar este mes, han ocurrido cosas de las cuales no me gustaría hablar hasta ver el resultado final, no vaya a ser que me lleve una gran decepción y pues, por el momento no, gracias.

Después de mucho tiempo de dejar que las cosas pasen, por fín me propuse una meta que creo que valdrá la pena, empieza enero y empiezo con eso.

Me gustaría escribir con más detalle, pero lo dejo para después, tal vez mañana o pasado. Como pueden ver esté post es más bien para cubrir la cuota mensual. Perdón pero salí del trabajo y me dormí el resto del día, salí a correr y empezó a llover, escribo esto mientras mis amigos me estan esperando para compartir caguama y darnos el abrazo (jajaja).

Los quiero mucho, veo que algunos aún se toman la molestia de venir a ver que encuentran por acá.

No tomen mucho, no vaya a ser que terminen como yo.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

El pasado es un animal grotesco.

Seguido me pasa que me dan ganas de venir a escribir cosas que me gustaría volver a leer en algún otro momento, a diferencia de antes, que me gustaba contarles sobre cualquier tontería. Me pasa casi siempre cuando estoy trabajando, y pues, es prácticamente imposible. Me pasa que cuando salgo del trabajo ya me olvidé por completo de lo que les quería contar.

Extraño los días en los que simplemente venía aquí escribir alguna anécdota graciosa o lo que ocurría en un día común y corriente de mi vida.

Y hablando de "cosas que escribía", creo que en parte siempre me arrepiento de publicar (porque neta, tengo un chingo de borradores que creo jamás verán la luz) porque al final vuelvo a leer lo que escribí y me pongo a pensar en: "Bueno, esto a nadie le interesa", exacto, como todo lo que escribía (digo "escribía" porque de alguna manera me gusta pensar que lo que escribo y publico actualmente es de algún modo "superior" a lo de años atrás, aunque no lo sea. Y YA SÉ QUE NO LO ES. PINCHE MADRE.

Pero bueno, también siento que antes tenía más variedad para contar, digo, iba a la escuela and stuff, ahora no hay tanto porque pues, es la rutina, trabajo-peda-trabajo-peda. Aún así, tengo bastante material de mis aventuras en solitario, pero como les digo, ya no es lo mismo, no sé, simplemente no lo es, ya no es como: "Ay, puedo escribir en mi blog en todo momento", pero les juro que es la idea, aunque la idea va muy mal, digo, lo normal ha sido sólo un post por año.

A veces sí extraño poquito al Isaac de aquellos años, aunque tengo mis dudas, realmente no sé con cuál Isaac me quedaría.

Al final nunca puedo escribir eso que me gustaría volver a leer en algún momento, termina siendo algo como lo de antes, pero sin tantas pendejadas.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Octubre es eterno.

Las personas se incomodaron cuando les empecé a hablar con la verdad.

Me enferman las personas que sólo buscan rodearse de idiotas que siempre estén de acuerdo con ellos. No importa lo que digan, si es una estupidez sin sentido TIENES que estar de acuerdo o te conviertes en un nefasto insoportable.

Pues chinga tu madre.

Wey, la gente falsa, ODIO A LA PINCHE GENTE FALSA, esos tarados que andan por ahí tratando de agradarle a todo mundo, navegando con su bandera "buena onda", ocultando la mierda que son en su interior.

Ya no me es fácil pertenecer a un grupo de personas, no es algo fácil. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé. No sé.

La vida es más bonita cuando nadie se te acerca.

He estado todo el mes buscando el momento adecuado para escribir algo, hoy no lo tenía pensado hacer. Podrían ignorar los párrafos anteriores, no sé, como que tengo que sacar de alguna manera lo que pienso de ustedes, claro, suponiendo que me están leyendo.

Supongo que este es el día adecuado, ¿quién iba a imaginarlo? Un día tan común y corriente. De esos plagados de trabajo, en los que acudes al ejercicio buscando un poco de alivio a tu ansiedad.

Pocos son los momentos que aprecio a lo largo del día, pero uno de ellos es cuando termino de correr y voy caminando por el andador. Es una zona muy tranquila y con buena iluminación. Los otros momentos son los que tienen que ver con alcohol.

Es octubre y nada me emociona, aunque creo que el problema ya no es el mes. Puede ser cualquiera.




domingo, 11 de septiembre de 2016

Profecías y memorias invertidas.

No sé qué pasa, todo ha sido un poco distinto últimamente.

Lo más notable, dejé de tomar tanto, no sé qué pasó pero las ganas de embriagarme han desaparecido. Después de emborracharme casi a diario, ahora sólo procuro beber los fines de semana y beber ya no es sinónimo de borrachera.

No podía estar tranquilo si no iba a un bar después del trabajo, ahora me da hueva ir a un bar, prefiero quedarme en casa.

Mis salidas se han limitado a ir a correr, pasear en bici o alguna caminata nocturna. Bueno, mi bici se ponchó (otra pinche vez) y ya pasó una semana desde la última vez que la usé, eso de ir a correr volvió a ser mi actividad favorita, sí, me encanta pero al final es una tortura, cada vez mi rodilla se jode más y la verdad no he tenido el valor de ir al médico porque no quiero otra cirugía.

Mi relación con otras personas ha disminuido notablemente, y eso que siempre me he limitado bastante. No me es nada difícil decir que no, nunca he sido fan de la convivencia y ahora es peor, espero que sea algo que se pase rápido.

Saqué de mi vida a muchas personas, son tiempos en los que quiero estar solo y lo disfruto demasiado.

Mis pasatiempos también han cambiado mucho, retomé actividades que tenía algo abandonadas e integré otras nuevas, podría pasar mucho tiempo aquí escribiendo detalles de todas las pequeñas cosas que me hacen disfrutar mi vida, pero ya tengo mucho sueño, ya será después

Me pasa que siento que escribo durante horas, al final es una cosa diminuta en la que no puedo expresar ni la mitad de lo que pretendía en realidad.

No sé qué pasa, todo ha sido un poco distinto últimamente.



lunes, 1 de agosto de 2016

Hombre en la caja.

"Ya por favor, déjame ser feliz."

Qué horrible se lee eso, ¿no?

Es horrible ver cómo nuestra felicidad muchas veces depende de otras personas, es algo tan sencillo, tan tonto y tan simple.

Me he alejado de las personas que de alguna manera afectaban mi tranquilidad, es algo hermoso, ¿saben? Se trata de estar cerca de las personas que te hacen sentir a gusto, hasta en los momentos en los que no hay nada que decir.

He cambiado un poco mis hábitos y puedo decir que ya todo se siente diferente, he rechazado mi expresión de "qué hueva" y hago las cosas con gusto.

Tengo más apertura al momento de relacionarme con gente nueva, al principio todos me siguen cagando igual, pero ya no tanto como antes. Eso no significa que disfrute de la compañía de otros.

¿Sigo bebiendo igual? Sí. ¿Lo sigo disfrutando? Sí. ¿Lo voy a dejar? No creo.

Mi tolerancia a los pendejos es cada vez menor, perdón, pero así nací.

Odio a las mentirosas, odio a las que me quieren ver la cara de pendejo y que siempre lo logran.

Odio a la persona que me haces ser cuando estoy contigo.

Necesito que en esta ciudad existan más bares con barras bonitas.

Ya estamos en agosto, qué barbaridad.

jueves, 14 de julio de 2016

Un flash.

Aquí había un post que escribí borracho y fue mejor eliminarlo, si lo alcanzaron a leer, créanme, no es el tipo de cosas que normalmente pasan por mi mente estando en ese estado, pero ya qué.

Ayer tenía ganas de estar solo y me fui a tomar whiskey a un bar, el resultado no fue muy bueno y es el tipo de cosas de las que me quiero alejar.

Bebo para relajarme, no para alterarme. Pero bueno, esas cosas pasan.

lunes, 20 de junio de 2016

Grave edad.

En un corto periodo de tiempo me he topado con personas que me han hecho la misma pregunta:

"¿Por qué has cambiado tanto?"

¿Tanto? Todos hemos sido distintas personas a lo largo de nuestra vida, el Isaac de hoy no es igual al Isaac de hace 5 años o al de hace 10. 

No sé si sea normal, pero para mí lo es, mi carácter ha cambiado tanto que ni yo me reconozco. Eso para mí es algo muy bueno, qué aburrido siempre ser el mismo, pero no es como que uno decida ser otro, es algo que simplemente ocurre y ya.

He conocido gente nueva. gente amable, gente con la que me identifico, gente muy diferente a la que estaba acostumbrado. La diferencia es que ahora ya no me interesa conservar a nadie. ¿Estamos a gusto? Perfecto. ¿Algo nos hace sentir incómodos? Bueno, largo de aquí.

Me he dado cuenta de lo fácil que es sacar de mi vida a las personas, cosa que antes nunca no ocurría, 

Y así debe de ser, el tiempo no conserva amistades.


martes, 17 de mayo de 2016

Disfraz de carne y hueso.

Everything was so different.

I just realized that one year ago I was banging his wife.

She cheated on him and I didn't knew shit, though it was pretty cool while it lasted.

She was so nice to me, I couldn't imagine something like that.

But it happened.

Just like that, that easy.

All of a sudden she disappeared, no texts, no calls, she vanished.

Time passed and never heard of her again, until a few months ago, when I noticed everything.

It was kind of shocking/cool, I knew women were hard to track, but not that much.

She was in front of me, she didn't even said "Hello", I was just a stranger.

I would go through more shit like that.

One year ago everything was so different.

jueves, 28 de abril de 2016

El colmo.

Amo que las personas no sepa nada de mí.

Me encanta.

De lo que hago a diario, de lo que hago al despertar, al salir del trabajo, antes de dormir.

De las personas que conozco, de las personas con las que salgo, de todo.

Me gusta que la gente asuma cosas, normalmente cosas muy pendejas, eso me gusta más.

Que me digan que no hago nada de mi vida más que trabajar, que no salgo, que no conozco lugares o personas, que vivo encerrado. Es hermoso.

Me gusta escuchar ese tipo de cosas y darles la razón, hacerles saber que están en lo correcto, me gusta que crean en sus ideas.

Me gusta vivir para mí, no para los demás.







Al menos de que lean mis tweets, obvio.

martes, 29 de marzo de 2016

De afuera hacia adentro.

Si una persona es tan vacía, tan hueca, que necesita crearse una personalidad a partir de la personalidad de otros, ¿en realidad tiene una personalidad?

Tengo un conflicto muy serio con los copycats (aquí es la parte en la que ustedes dicen: "¿Por qué los juzgas? Es su forma de ser, respeta. Te contradices en eso de no juzgar a las personas.")

Y pues no, no los estoy juzgando, definitivamente, esa es su forma de ser, vacía y sin chiste. Tan sin chiste que pueden emular estereotipos y aún así sentirse ajenos a un estereotipo.

Ese no es el puto problema.

Son personas que pueden agradarme y a la misma vez irritarme.

¿Irritarme? ¡Claro! Me hacen sentir que estoy tratando con personas tan falsas, que no puedo confiar en lo que dicen, y para mí, una persona en la que no puedo confiar, es una persona muerta.

Digo, soy una persona con cero creatividad, pero aún así no ando por ahí emulando lo que me ha tocado leer, ver o escuchar. No podría con tanta falsedad.


domingo, 28 de febrero de 2016

Casa en llamas.

¿Defender mis vicios? Claro que no.

Siempre que alguien me dice algo como: "Tomas mucho y muy seguido", es común que mi respuesta sea algo como: "Es mi dinero, ¿no?".

Y sí, viéndolo desde un punto de vista un poco estúpido y con actitud de "Soy bien vergas y hago lo que quiero", esa es la respuesta más adecuada, sale a relucir el "No te metas en lo que no te importa",

Ese es el problema, por increíble que parezca, hay gente a la que sí le importa. Gente que te lo dice por el simple hecho de que no te quiere ver con un vicio tan gacho, de una droga tan gacha.

Aquí hacemos un pequeño corte a un idiota diciendo:

"Ayyyy pero todos se drogaaaan, miraaa, ellos ven la tele todos los días, fuman tabaco todos los días, toman coca-cola todos los días, son unos adictooosss"

Oh sí, y tú que piensas así, eres un pendejo.

Es de pendejos tomar como agresión un simple consejo como ese, acudir a la autodiscriminación, sentir que eres la víctima, lo peor de todo es que acepto que en algún momento llegué a pensar así.

Una actitud asquerosa y muy pendeja.

He estado pensando en la cantidad de cerveza y whiskey que tomo a la semana, y pues, en cierto punto, es algo bastante exagerado.

Hace unas semanas una amiga me dijo:

"Isaac, tomas mucho, tomas sin sentido, sólo te veo tomar vaso tras vaso y parece que ni lo disfrutas, sólo te pones borracho y ya, ¿en verdad disfrutas eso?"

Y vaya que me movió el suelo.

Todo se empieza a convertir en algo tan normal, que no te das cuenta de lo estúpido que eres, sí, obvio, lo haces porque puedes y porque quieres, pero llega el punto en el que lo haces sin sentido alguno.

Porque sí, ponerte borracho nada más porque sí, no tiene mucho sentido.

Jamás en la vida me verán "defender" un vicio tan absurdo. A todos les digo lo mismo, aléjense del alcohol, es un vicio horrible.

Obvio no lo voy a dejar, simplemente me gusta, pero me gustaba más antes, cuando tomaba sólo cuando realmente tenía ganas. Se reducía a una peda por fin de semana, no a tomar todos los pinches días sin sentido alguno.

Volveré a ese antes.

lunes, 1 de febrero de 2016

Lunes a las seis.

Para mí, así como para muchos otros, la confianza es una cosa muy importante.

Lo triste, es que de todos aquellos personajes cercanos a mí, sólo unos cuantos son de confianza, aquellos que me van a juzgar para bien, que me van a escuchar y que se van a llevar a la tumba todas esas historias que les he contado.

Y el hecho de que alguien traicione mi confianza, es motivo suficiente para mandarlo a la verga.

Me gusta poner pruebas de confianza a mis amigos, lo malo es que la mayoría falla. Lo más triste es que nunca se enteran y andan por ahí pensando que yo no me doy cuenta de nada.

Escupo en ellos.

No me es nada difícil sacar a pendejos de mi vida, aún así son pocos los que ya no están, personas que juraban ser mis amigos y que por alguna extraña razón se empeñaban en hablar a mis espaldas y a querer verme la cara de pendejo.

Al menos yo, cuando entro en algún tipo de conflicto con alguien al que considero mi amigo, lo arreglo rápido, directo y sincero.

Pero luego te das cuenta de que hay muchos que están muy enfermos de su concepto de amistad, que ante cualquier problema que haya surgido, salen a relucir comentarios pendejos como "Ay, fulano ya no me habla, me voy a poner a llorar". Digo, entonces nunca existió una amistad, de otra forma yo me preocuparía por arreglar las cosas.

A mí no me hagan caso, yo tengo poquitos amigos.

domingo, 10 de enero de 2016

Deshielo.

"Traición" es una palabra muy fea, horrible, asquerosa.

La más importante de todas las palabras que están en mi lista de cosas por evitar.

La única cosa que no estoy dispuesto a perdonar.

Muchos dicen que tenemos que aprender a perdonar, que de no ser así, se puede convertir en un problema.

Desde mi punto de vista el "perdonar" a alguien es una mamada, las cosas no cambian, las cosas ya están hechas.

Tampoco es como que uno ande por ahí odiando a todo el mundo. O sí.

A veces uno nomás viene a escribir cosas que cree que puede escribir, pero termino escribiendo sobre algo completamente distinto a la idea original.

Esta semana me la pasé bien borracho.

Ya no estoy seguro de lo que quiero, pero mientras sólo quiero estar tranquilo sin que nadie me moleste.

Creo que ya tengo un nuevo bar favorito, tiene una barra pequeña pero es muy cómoda y ponen pura música de la que me gusta.

Me da miedo saber todo lo que está por venir.

Extraño muchas cosas.