lunes, 20 de junio de 2016

Grave edad.

En un corto periodo de tiempo me he topado con personas que me han hecho la misma pregunta:

"¿Por qué has cambiado tanto?"

¿Tanto? Todos hemos sido distintas personas a lo largo de nuestra vida, el Isaac de hoy no es igual al Isaac de hace 5 años o al de hace 10. 

No sé si sea normal, pero para mí lo es, mi carácter ha cambiado tanto que ni yo me reconozco. Eso para mí es algo muy bueno, qué aburrido siempre ser el mismo, pero no es como que uno decida ser otro, es algo que simplemente ocurre y ya.

He conocido gente nueva. gente amable, gente con la que me identifico, gente muy diferente a la que estaba acostumbrado. La diferencia es que ahora ya no me interesa conservar a nadie. ¿Estamos a gusto? Perfecto. ¿Algo nos hace sentir incómodos? Bueno, largo de aquí.

Me he dado cuenta de lo fácil que es sacar de mi vida a las personas, cosa que antes nunca no ocurría, 

Y así debe de ser, el tiempo no conserva amistades.